Nuestro Blog

Hagamos claridad

Hagamos claridad

  • 8 junio, 2017
  • admin
  • Comentarios desactivados en Hagamos claridad

Está a punto de ser aprobada la Ley que establece, para efectos laborales, que el horario nocturno empezará a las nueve de la noche e irá hasta las seis de la mañana.

Este proyecto, periodísticamente y de forma equivocada denominado por los medios de comunicación como de “horas extras”, simplemente disminuye en una hora la jornada diurna, lo cual significa que el trabajo realizado entre las nueve y las diez de la noche (9:00 y 10:00 P.M.), volverá a tener un recargo del treinta y cinco por ciento (35%) sobre el valor de la hora ordinaria en trabajo diurno.

La razón de todo esto tiene su esencia en nuestro viejo y desmodado Código Laboral de 1950, vigente aún en pleno siglo XXI y aplicable a un país que nada se parece a aquél en el cual se implementó.

En la Colombia rural de 1950 la noche pertenecía al submundo de la fantasía y entonces parecía razonable que se castigara a quien exigía trabajo nocturno y se premiara al héroe que lo realizaba; en el mundo del siglo XXI, la noche es una simple condición natural que en nada altera el desarrollo social y prueba de ello es que en las grandes ciudades es indiferente que sea de día o de noche, pues la actividad humana se ha tornado permanente y ocurre durante todo el tiempo.

No significa que se pueda hacer trabajar a un ser humano más de lo legalmente permitido, ocho (8) horas diarias; lo que debe hacerse es establecer que se pueda pactar una jornada diurna o nocturna de acuerdo a lo convenido entre las partes e imponer el recargo del treinta y cinco por ciento (35%) si se cambia la jornada originalmente prevista.

Como se ve, el tema no es de horas extras, sino de recargos nocturnos; dos cosas totalmente diferentes. Los efectos de implementar la medida están por determinar, pero en principio será un aumento salarial para quienes laboran en la jornada de dos a diez de la noche (2:00 -10:00 P.M.), lo cual es beneficioso para el trabajador, pero será una carga adicional para el empresario.

Etiquetas: