Nuestro Blog

Una esperanza educativa

Una esperanza educativa

  • 26 mayo, 2017
  • admin
  • Comentarios desactivados en Una esperanza educativa

Nace en Bucaramanga una esperanza de renovación médico-académica al firmarse el acuerdo entre el HIC y la Universidad de Pittsburgh para la preparación de especialistas, sin que éstos tengan que viajar a los Estados Unidos.

Lo anterior significa que bajo la dirección académica de la universidad americana y la operativa de la fundación universitaria de la FCV se abrirán programas de postgrado, lo cual nos lleva a tener la perspectiva de la generación de especialidades de alta calidad que tengan la capacidad de competir con las de las universidades nacionales, cuyo interés económico las ha llevado a sacrificar la educación ofrecida.

Este modelo novedoso va a encontrar, desde luego, toda clase de tropiezos pues la competencia verá cómo una buena programación puede poner en peligro sus finanzas universitarias y entonces empezarán a atacar por todos los medios; solo que aspiramos uno de ellos sea el mejoramiento de sus programas institucionales, la vinculación de docentes con una excelente preparación y de pronto, por qué no, una disminución de costos que facilite el acceso a las poblaciones restringidas económicamente.

Bienvenida esta iniciativa, pues insistimos, ella tiende a empujar hacia arriba porque, o se cambia el modelo actual o se corre el riesgo de dañar el negocio universitario y a eso sÍ le tienen pavor sus directivas.

Siempre creímos que una competencia internacional era favorable para la calidad académica de nuestros programas universitarios y ya se dio este primer paso, abriéndose las puertas para que otras instituciones universitarias puedan hacer lo mismo en bien de la educación de este sufrido país en donde solo cuentan las utilidades, independientemente de que para lograrlas se deba estrangular la excelencia académica.

Esta novedosa oferta educativa puede obligar a replantear el negocio, pues al permitir a instituciones de otros países a establecerse en Colombia, todos terminaremos ganando; ello implicará necesariamente un reordenamiento del tema y si la presión es al alza, se verán obligados a mejorar o desaparecer y eso permite terminar con ese modelo educacional cerrado que frena el paso a quienes pueden convertirse en una amenaza para el negocio educativo.

Etiquetas: